Allanamiento de Morada

 DELITO PÚBLICO

El particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de

Artículo 202.1 del Código Penal

El bien jurídico protegido es el derecho a la intimidad dentro del domicilio, de manera que nadie pueda acceder al interior del mismo fuera de las causas permitidas por la ley, cualquiera que sea el móvil que induce al autor para entrar en casa ajena.

El valor constitucional de la intimidad personal y familiar que, como decimos,[…] protege la inviolabilidad del domicilio de las personas físicas, sugiere que debe ser el derecho de éstas a la intimidad la clave con que debe ser interpretado el art. 202 CP, […] siempre que la privacidad resulte lesionada o gravemente amenazada, lo que inevitablemente ocurrirá cuando alguien entre en la vivienda de una persona, cualquiera que sea el móvil que a ello le induzca, sin su consentimiento expreso o tácito.

STS 1048/2000

Según reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional las segundas viviendas y viviendas de vacaciones se reputan domicilio, aunque al momento de la entrada no se encuentre nadie en su interior.

El tipo penal no requiere que el allanamiento se ejecute con fuerza, violencia ni intimidación para constituir delito, aunque el uso de tales medios agravará la pena conforme establece el artículo 202.2 del Código Penal.

Acción no permitida